Cómo los prejuicios afectan nuestras relaciones con los/as niños/as y las familias

Índice de artículos

Este es el primer artículo de nuestra nueva serie en colaboración con PEACH: "Uso de prácticas antiprejuicios y antirracistas para apoyar la diversidad, la equidad, la inclusión y la pertenencia de las familias BIPOC en ECE".Esta serie se centra en la creación de espacios de conversación intencionales donde los programas de aprendizaje temprano como el suyo pueden compartir ideas y aprender a centrar las prácticas anti-prejuicios y anti-racistas en su trabajo con el personal, los niños y las familias. Para más información, haga clic aquí.

Ser humano es tener prejuicios. A medida que crecemos, todos adoptamos preferencias, juicios, estereotipos y mentalidades que afectan a nuestra forma de ver el mundo y, más concretamente, a nuestra forma de ver a las personas y sus identidades.

Como nos cuenta el Dr. Ibram X. Kendi, estas ideas nos rodean desde que nacemos como la lluvia, cayendo a cántaros a nuestro alrededor y, sin embargo, no sabemos que estamos mojados hasta que somos conscientes de ello. Estamos expuestos a estos prejuicios y los aprendemos de muchas fuentes: las distintas sociedades o redes de las que formamos parte, la familia, los medios de comunicación, los amigos, la escuela, etc.

Como pueden imaginar, llevamos nuestros prejuicios a todas partes, incluidos nuestros programas de aprendizaje temprano y nuestras interacciones con los niños pequeños y sus familias. Recordemos uno de nuestros principios básicos de compromiso familiar: todos hacemos lo que podemos, dada nuestra capacidad, dada nuestra realidad. Esto nos lleva a la perspicaz cita de Maya Angelou:

"Hazlo lo mejor que puedas hasta que sepas más. 

Luego, cuando lo sepas mejor, hazlo mejor". - Maya Angelou 

Como educadores, como seres humanos, ¡siempre estamos aprendiendo! Esta es otra área en la que podemos aprender, explorar nuevas ideas, cometer errores e intentarlo siempre de nuevo, continuando en última instancia con nuestro objetivo de crear un entorno de aprendizaje temprano que respete y apoye la diversidad de nuestro personal, de los niños pequeños y de sus familias.

En este artículo, nos centramos en definir los términos clave de la lucha contra los prejuicios y en comprender los efectos de los prejuicios en nosotros mismos, en nuestros hijos y en las familias con las que nos relacionamos. Al reflexionar sobre estos impactos, nos vinculamos a la interseccionalidad para examinar cómo el sesgo nos afecta a cada uno de nosotros de manera diferente en función de nuestras múltiples identidades. También exploramos cómo es un enfoque anti-prejuicio y las estrategias específicas que nuestros programas de aprendizaje temprano pueden utilizar. 

Términos clave e impacto: Vocabulario para apoyar las conversaciones antiprejuicios

Para que nuestro aprendizaje pueda comenzar, es importante que tengamos una línea de base y nos aseguremos de que nos estamos comunicando en el mismo idioma. Este es un territorio nuevo para muchos de nosotros, por lo que queremos empezar con definiciones de términos clave importantes y ejemplos del mundo real relacionados con los prejuicios y la lucha contra los prejuicios:

Hoy en día oímos a menudo comentarios sobre el valor de conocer estos términos y cómo se manifiestan en nuestro mundo real. Por otro lado, también oímos a la gente quejarse de lo sensibles o "políticamente correctos" que tienen que ser al expresarse o comportarse, ya que muchas de estas situaciones, como las compartidas anteriormente, parecen triviales o menores en comparación con actos más inequívocos de violencia y odio.

Sin embargo, puede que no seamos conscientes (o necesitemos que nos lo recuerden) de los efectos acumulativos de este tipo de acciones. Pensemos en la Pirámide del Odio de la Liga Antidifamación Pirámide del odio - este diagrama que se muestra a continuación nos ayuda a comprender más claramente cómo nuestros prejuicios y "pequeñas acciones" son las semillas o los primeros pasos de un comportamiento más peligroso, violento y generalizado.

Como podemos ver en el diagrama anterior, estas actitudes sesgadas sientan las bases para acciones más insidiosas que promueven el odio, la discriminación y la violencia.

Nota: Violencia no es sólo física, sino también emocional, verbal, económica, geográfica, psicológica, espiritual, sexual y de abandono.

Para que podamos crear un cambio positivo para los niños y las familias con los que trabajamos, la justicia social, la inclusión y la representación deben estar en el centro de todas las actividades iniciadas por los profesores. Las actitudes y los enfoques antiprejuicios nos proporcionan una estrella polar, y el currículo de educación antiprejuicios es el mapa que nos guía más cerca.

Cómo se manifiestan los prejuicios y los esfuerzos contra los prejuicios en el mundo del aprendizaje temprano

Pintando cuadros: Ejemplos de prejuicios en los programas de aprendizaje temprano

Como vimos anteriormente en la Rueda de Privilegio/Poder de la Liga Antidifamación, existen varias categorías de poder, entre otras: género, edad, raza, riqueza, idioma, ciudadanía, color de piel (también conocido como colorismo), capacidad, sexualidad, neurodiversidad, etc. A continuación compartimos ejemplos de algunas de estas dinámicas de poder en juego en la educación de la primera infancia, cuando hay prejuicios de por medio:

  • Prejuicios culturales/raciales Ejemplo:
    Programas de inmersión dual que no incorporan las identidades culturales y raciales de las familias, centrándose únicamente en el desarrollo bilingüe de los niños.
  • Prejuicios de género/clase Ejemplo:
    En general, los salarios de los educadores infantiles son bajos. Naturalmente, esto está ligado a muchos factores, entre ellos: 1) los educadores infantiles cobran menos porque se les considera menos formados sin un título otorgado por una institución, y 2) la norma social de que las mujeres tienen "naturalmente" la responsabilidad de cuidar a los niños pequeños, así que ¿por qué iban a cobrar un salario razonable?
  • Ejemplo de sesgo de la educación formal:
    La dinámica de poder entre las familias y los educadores de la primera infancia, en la que se parte del supuesto, basado en el déficit, de que las familias están ahí para recibir apoyo y aportan poco. Esto ignora los fondos de conocimiento de las familias, sus áreas de experiencia y/o pericia.
  • Ejemplo de sesgo de capacidad:
    Educadores tempranos que asumen que un miembro de la familia que tiene una discapacidad no tiene la capacidad para asistir y participar activamente en un comité de liderazgo o asumir un papel similar dentro del programa de aprendizaje temprano.
  • Ejemplo de sesgo de género:
    Nuestros programas pueden utilizar frases como "niños y niñas" o "señoras y señores" para referirse a niños y adultos. Al hacerlo, nuestra elección de palabras refleja un sesgo que ignora la existencia de personas trans y no binarias y sus pronombres preferidos (por ejemplo: ellos, ellas).
  • Ejemplo de sesgo de género:
    Los programas de aprendizaje temprano llaman a las madres u otros cuidadores femeninos, asumiendo que son más atentos y/o responsables de su hijo que el padre u otros cuidadores responsables de la familia.
  • Prejuicios sobre el color de la piel Ejemplo:
    Muñecas y juguetes de aspecto humano en las zonas de juego que sólo representan a personas blancas o de piel clara, rasgos faciales europeos, pelo liso, en contraposición a la inclusión de muñecas y juguetes de muchos tonos de piel, rasgos faciales variados de múltiples razas o etnias y pelo con textura. Los cuerpos y rasgos blancos se consideran "por defecto".
  • Ejemplo de sesgo de edad:
    Los educadores infantiles asumen que un familiar abuelo es menos capaz de cuidar a su nieto o de utilizar la tecnología debido a su edad.
  • Ejemplo de sesgo de orientación sexual:
    Los niños varones pueden sentirse incómodos o temerosos cuando juegan a disfrazarse o participan en otros tipos de juegos que suelen asociarse con las mujeres. La homofobia y/o la misoginia interiorizada suelen ser la raíz de ese miedo e incomodidad, como si pudieran ser juzgados como "menos" o "débiles".
  • Ejemplo de sesgo riqueza/clase/educación formal:
    Los programas de cuidado infantil familiar pueden estar infravalorados y mal pagados. Los proveedores de FCC pueden ser vistos como menos educados y como si tuvieran menos que ofrecer sin un título de ECE, además de un sesgo potencial en contra de su programa porque no son "instituciones formales" como los centros.

¿Qué muestran los datos? Los efectos de los prejuicios en los niños pequeños

Como puede ver, estos ejemplos ponen de relieve cómo los prejuicios pueden afectar negativamente a los niños, a las familias, a nosotros mismos y a nuestros colegas educadores de la primera infancia: a todos nosotros. Profundicemos: ¿qué demuestran los estudios sobre el impacto negativo de los prejuicios en los niños pequeños?

  • La mayoría de estos niños de 4 años estudiados mostraban un fuerte y consistente sesgo "pro-blanco". (Armstrong, 2019)
    • Como señala Edutopia en este artículolos niños perciben y captan los prejuicios y los comportamientos sesgados desde una edad temprana. Los resultados de los experimentos realizados por investigadores de la Universidad Northwestern revelaron que los niños pequeños no solo absorben los estereotipos que ven, sino que también son muy conscientes de las etiquetas sociales, el estatus y los prejuicios que muestra su familia.
  • Los niños blancos pueden aprender inconscientemente que su raza tiene un estatus privilegiado en comparación con las demás, y los niños no blancos pueden aprender que su raza no lo tiene. (Clark & Clark 1950; Van Ausdale & Feagin 2001).
    • Los materiales de los espacios de aprendizaje temprano también tienen un efecto similar, ya que a menudo se inclinan por destacar las experiencias de los blancos, lo que tiene consecuencias perjudiciales. Cuando esto no se advierte o se contrarresta con imágenes o historias protagonizadas por personajes de otras culturas y razas, se da importancia a las experiencias blancas en la primera infancia, y perdemos oportunidades de enseñar a los niños que todas las razas deben ser valoradas.
  • Los niños de tan sólo 3 meses son conscientes de las diferencias raciales y, cuando llegan a la edad preescolar, ya eligen, en función de la raza, con quién jugar y cómo hacerlo. (Katz & Kofkin 1997; Van Ausdale & Feagin 2001; Hirschfeld 2008; Quintana & McKown 2008).
    • Las ideas de un niño sobre su propia raza y las razas de los demás se forman durante la primera infancia, independientemente de si el tema de la raza se aborda directamente, se ignora por completo o se suprime activamente en sus aulas.
  • Pocos libros infantiles tratan sobre negros, indígenas y personas de color, o son publicados por ellos. (Centro Cooperativo del Libro Infantil, s.f.).
    • Como el El Centro Cooperativo del Libro Infantil comparte sus estadísticas sobre la diversidad en los librosaquí están sus últimas conclusiones del año 2021, solamente:
      • El 22,3% de los libros infantiles son escritos por o sobre personas de raza negra o africana.
      • El 3,9% de los libros infantiles están escritos por indígenas
      • El 25,2% de los libros infantiles están escritos por asiáticos
      • El 16,7% de los libros infantiles son de autores latinos
      • El 0,4% de los libros infantiles están escritos por isleños del Pacífico
      • El 1,3% de los libros infantiles están escritos por árabes

Por último, tenga en cuenta los puntos de vista de otros educadores: eche un vistazo al vídeo de la Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias (SAMHSA) que aparece a continuación, "Reconocer los prejuicios y promover la equidad en los entornos de la primera infancia" sobre la importancia y los efectos positivos de un enfoque antiprejuicios con los niños pequeños y sus familias.

¿Qué podemos hacer? Educación contra los prejuicios en la enseñanza preescolar

La educación antiprejuicios nos muestra lo que es posible cuando respetamos y abrazamos la diversidad. Como hemos dicho en la sección anterior, la educación contra los prejuicios nos proporciona estrategias y principios que podemos incorporar a nuestros programas de aprendizaje temprano, pero también comparte una visión que puede guiar nuestros esfuerzos en el aprendizaje temprano. Consideremos la siguiente visión, compartida por Louise Derman-Sparks y Julie Olsen Edwards :

  • "Todos los niños y familias tienen un sentimiento de pertenencia y experimentan la afirmación de sus identidades y formas culturales de ser.
  • Todos los niños tienen acceso y participan en la educación que necesitan para convertirse en miembros de la sociedad que contribuyan al éxito. 
  • El proceso educativo implica a todos los miembros del programa o la escuela en un aprendizaje gozoso. 
  • Los niños y los adultos saben convivir, aprender y trabajar respetuosa y fácilmente en entornos diversos e integradores. 
  • Todas las familias tienen los recursos que necesitan para criar plenamente a sus hijos. 
  • Todos los niños y familias viven en viviendas y barrios seguros, tranquilos, sanos y confortables". 

Naturalmente, todo esto apunta al mundo que queremos para nuestros jóvenes estudiantes y sus familias. Esto es a lo que aspiramos cuando hacemos una pausa para reconocer nuestros prejuicios y reconsiderar nuestras perspectivas. En la siguiente sección veremos lo que podemos hacer como educadores individuales.

Reflexionar y prepararse para la lucha contra los prejuicios: El trabajo interior de los educadores de la primera infancia

Como educadores de la primera infancia, cada uno de nosotros estamos en nuestro propio viaje contra los prejuicios, dándonos cuenta de nuestros prejuicios a la vez que aprendemos nuevas formas de ser más justos y equitativos con los niños pequeños y las familias con las que trabajamos.

Examinarnos a nosotros mismos no sólo consiste en desaprender prejuicios y creencias del pasado causados por sistemas de opresión y aprender aprender nuevas formas de ser más justos y equitativos con los demás. sanar a nosotros mismos. Se trata de ejercer la autocompasión, la gracia y la desaceleración para desarrollar nuestra capacidad de hacer frente a los miedos y ansiedades que nos llevan a continuar las prácticas desiguales con nosotros mismos, nuestros colegas, los niños pequeños y las familias con las que trabajamos.

Este tipo de cambio interno puede ayudar no sólo a transformar nuestras perspectivas, sino a ser gradualmente más conscientes de nuestras reacciones en torno a determinados temas, comportamientos y grupos de personas. A partir de ahí, podemos reconocer qué acciones solemos emprender para "protegernos" de enfrentarnos a nuestros prejuicios y qué pensamientos o emociones afloran en nuestro interior que se derivan de prejuicios arraigados.

La educación contra los prejuicios nos proporciona estrategias y principios para incorporar a nuestros programas de aprendizaje temprano, pero también comparte preguntas reflexivas clave que pueden guiar nuestro trabajo interior, nuestro proceso de autoanálisis y los sesgos o prejuicios que podamos tener. Como comparten Derman-Sparks & Olsen Edwardsconsidera estas preguntas reflexivas a continuación, todas vinculadas a los 4 objetivos de la educación anti-prejuicios:

  1. ¿Hasta qué punto, o de qué manera, fomento en mí la construcción de una identidad propia y de grupo con conocimiento y confianza?
  2. ¿Cómo promuevo mis propias interacciones cómodas y empáticas con personas de orígenes diversos?
  3. ¿De qué manera fomento mi pensamiento crítico sobre los prejuicios?
  4. ¿En qué circunstancias cultivo mi capacidad para defenderme y defender a los demás frente a los prejuicios?
  5. ¿Cuáles son los retos para alcanzar estos objetivos en mi vida?
  6. ¿Cómo podría desarrollar cada uno de estos objetivos en mi vida personal? ¿En mi trabajo?

¿Por qué es importante el trabajo interior profundo?

Les presentamos otro nuevo término: activismo performativo (también conocido como aliadismo óptico), que es perjudicial, superficial y no genera cambios duraderos. El activismo performativo es la ilusión visual de alianzas sin el trabajo real de aliarse. Por ejemplo, en Estados Unidos organizamos desfiles, colocamos carteles sobre la "diversidad", ofrecemos días libres conmemorativos, lanzamos campañas en las redes sociales, etc.

Estos ejemplos ponen de relieve que la celebración de la diversidad tiene un alcance limitado y a menudo se centra en la señalización de virtudes, mostrando a nuestro público lo "grandes" y "conscientes" que somos. Aunque todo el mundo se sienta bien al ver estas acciones, ¿cuántos cambios se están produciendo realmente? ¿En qué medida se trata realmente de aparentar?

El trabajo interior es desafiante y casi siempre autoguiado y autoseleccionado. Es un viaje, no un destino. Rara vez hay soluciones y respuestas claras y tajantes a la mayoría de los problemas mencionados. Al igual que el racismo, el sexismo y muchos otros sistemas de opresión han existido durante siglos, este cambio a mejor no será rápido. Así que podemos prepararnos mejor si somos conscientes de que nuestros esfuerzos plantan una semilla para el cambio a largo plazo, estando dispuestos a aceptar la falta de cierre.

¿Qué puedo hacer para empezar o continuar mi trabajo interior como educadora temprana? ¿Qué recursos iniciales puedo utilizar?

Esfuerzos personales como individuo:

  • Explora herramientas y recursos que te ayuden a identificar qué sesgos y prejuicios puedes tener, para entender mejor por qué y cómo se manifiestan en tus pensamientos y acciones.

Esfuerzos profesionales como individuo: 

  • Asista a cursos de formación, seminarios web, etc. sobre estos temas de lucha contra los prejuicios y la equidad:
  • Haz una pausa y reflexiona sobre los momentos difíciles o las conversaciones que impliquen prejuicios e identidad(es) en tu trabajo. ¿Qué te indican esos momentos?

Hay un valor y una dificultad indiscutibles en hacer el trabajo interior, especialmente porque 1) nadie te hace realmente responsable, 2) es incómodo, 3) no hay un camino claro, y 4) puede crear un cambio "controvertido" con las personas de tu vida (dentro y fuera del trabajo). Seamos realistas: lo correcto no siempre es lo fácil. Sin embargo, este trabajo interior y los efectos positivos a largo plazo que cosechará afectarán a la forma en que te muestres en tu papel de educador precoz. Tu esfuerzo será una "semilla" en tu programa de aprendizaje temprano. En este sentido, en la sección 4 encontrará estrategias prácticas para aplicar en su programa de aprendizaje temprano.

Plantar la semilla: prácticas antiprejuicios para nuestros programas de aprendizaje temprano

Como ya hemos dicho antes, la educación antiprejuicios es un enfoque de la enseñanza y el aprendizaje que incluye la autoidentidad, la autorreflexión y la eliminación activa e intencionada de los prejuicios en todos los ámbitos del programa de educación infantil. En esta sección ofrecemos algunas prácticas y estrategias para ayudar a fomentar un ambiente anti-prejuicio en su programa de aprendizaje temprano.

Lea las siguientes secciones para obtener ideas y prácticas clave, acompañadas de recursos específicos para apoyar el aprendizaje y el cambio de su programa.

Políticas y procedimientos del programa

Interacciones y programación con las familias 

Las diversas culturas, lenguas, capacidades y familias son apoyadas y acogidas en todos los aspectos de un programa antiprejuicios. Esto es evidente en:

  • Comunicación familia-escuela: Las comunicaciones son accesibles en formato impreso y en línea, están disponibles en las lenguas que hablan las familias, utilizan elementos visuales representativos de las familias y emplean términos para identificar a las familias de forma inclusiva.

Trabaje con el personal de su programa para identificar estrategias antiprejuicios que su programa de aprendizaje temprano pueda utilizar para apoyar a las familias.

  • Considerar la incorporación de estrategias específicas en el trabajo con familias negras, latinas, americanas nativas, asiáticas y otras familias de color.
  • Oficina de Educación del Condado de Santa Clara - Mi nombre Mi identidad Herramientas para el educador

Entornos e interacciones en el aula 

  • Enseñar para cambiarPágina de recursos sobre educación contra los prejuicios que incluye listas de libros para educadores y niños pequeños, películas y artículos. He aquí un resumen de lo que incluyen:
    • Enseñar para cambiar también tiene estas colecciones de artículos en Inglés y español

      Nuestro trabajo en la educación infantil siempre vuelve al objetivo fundamental de apoyar el bienestar y el desarrollo positivo de los niños. Al incorporar la educación antiprejuicios y extender estas ideas a nuestras prácticas de compromiso familiar, podemos crear relaciones más equitativas y respetuosas con las familias. Les invitamos a considerar que esta labor es fundamental y esencial para el desarrollo positivo de los niños pequeños y sus familias. Cada pequeño paso que damos en el aprendizaje de estas ideas equitativas y en el desaprendizaje de los dañinos sistemas de opresión ayuda a crear un mundo mejor para nosotros mismos, para los niños pequeños y para las familias con las que colaboramos.

      No es fácil, pero merece la pena. Inspirémonos en las palabras de Maya Angelou y recordemos: "Cuando sabemos más - podemos hacerlo mejor".

      Nuestras autoras: Miembros de PEACH y QSLA

      Cindy Stephens Cristina Espinoza Elmida Baghdaserians, Doctora en Educación Michelle DeJohnette
      Profesora de Educación Infantil, College of the Canyons Coordinadora de educación familiar, Quality Start Los Angeles Profesora de Desarrollo Infantil, Los Angeles Valley College Doctora, Profesora Adjunta de Estudios sobre la Primera Infancia en Cal Poly Pomona